abril 4, 2021

EHN

¿Cómo es la mangosta?

¿Cómo es la mangosta?

La mangosta se caracteriza por ser un mamífero muy popular debido no solo a su inteligencia, sino también a su destreza.

Cabe señalar, además, que se trata de un animal carnívoro, el cual suele habitar dentro de África, Europa y una parte de Asia; asimismo, la mangosta consiste en un término usado para englobar 33 especies, las cuales forman parte de la familia conocida como Herpestidae.

Estos animales suelen mantenerse siempre en manada, y aunque generalmente son de tamaño pequeño, lo cierto es que sus medidas pueden variar de acuerdo a la especie a la que pertenezcan.

Suelen ser muy populares, de igual modo, debido al hecho de que son inmunes al veneno liberado por las serpientes, razón por la cual suelen ser verdaderos expertos al momento de cazarlas.

Ahora bien, es apropiado mencionar que el secreto de esto se encuentra en el número de receptores con los que cuenta, mismos que se encargan de liberar una sustancia capaz de contrarrestar el efecto causado por dichas toxinas.

Un uso útil para el ser humano

En el año 1800, fueron llevadas tanto a las Indias occidentales como a Hawái varias especies de mangostas, ya que las mismas eran de gran ayuda para combatir y mantener la plaga que afectaba directamente las plantaciones de caña de azúcar bajo control.

No obstante, en poco tiempo la población de mangostas se incrementó y llegó a convertirse en otra plaga, la cual suponía una auténtica amenaza para la fauna que existía en dichas islas.

Características

Según su especie, es posible que las mangostas tengan un peso aproximado de 350gr o 5kl, mientras que su tamaño puede variar entre 24-58cm.

Estos animales cuentan con un pequeño cuerpo cuyo pelaje suele variar de igual manera dependiendo de cada especie aunque, usualmente, suele ser de color marrón o gris pudiendo ser abundante o escaso; existen incluso ciertas especies que cuentan con franjas atigradas.

Conviene mencionar, asimismo, que las mangostas suelen alimentarse de otros animales, incluyendo lagartijas, roedores, aves y serpientes; y aunque por lo general suelen cazar animales de menor tamaño, lo cierto es que son igualmente capaces de consumir huevos, frutos y semillas que puedan conseguir alrededor.

En este sentido, se puede decir que las mangostas hacen uso de su inteligencia al momento de alimentarse de huevos en algún nido, ya que se asegura de lanzarlos hacia objetos o superficies duras con el fin de romperlos.

También es preciso señalar que ciertas especies de mangostas suelen destacar por contar con una glándula anal que posee una gran importancia, dado que la misma les permite no solo marcar territorio, sino también atraer a sus parejas al momento de aparearse.

La vida en comunidad

Usualmente, las mangostas suelen vivir dentro de grupos compuestos por 10-50 miembros por manada, aunque existen ciertos ejemplares que apuestan por ser solitarios.

Una vez que se encuentran preparados para aparearse, estos animales hacen uso de la glándula anal con el fin de dejárselo saber a los otros, y las hembras al mismo tiempo suelen emitir sonidos similares a una risa, con el propósito de captar el interés de los machos.

También se puede decir que destacan por ser animales bastante sociables y activos, los cuales suelen pasar la mayor parte del día en busca de alimentos y/o creando madrigueras dentro de las cuales poder protegerse frente a los posibles depredadores.

Por su parte, aquellas mangostas que suelen habitar en grupos o manadas, por lo general, trabajan juntas con a la hora de llevar a cabo las actividades importantes, por ejemplo, cazar; aunque también hay varias de ellas que suelen actuar como guardias y se encargan no sólo de vigilar, sino también de alertar a los otros miembros de la manada ante la presencia de algún depredador.

Para terminar, se puede señalar que la mangosta se trata de un mamífero no muy popular, y que varias de sus especies (como es el caso de la mangosta Grandidier) se encuentran actualmente en peligro de extinción como consecuencia de la vida humana. En cualquier caso, ahora que conoces un poco más sobre estos animales, podrías ayudar a prevenir su extinción, ya que al ser tan inteligente y valioso, resulta esencial poder preservarla.